Impresión 3D, diseño y prototipado
My CMSMy CMSMy CMS
608 361 608
info@3dwork.es
My CMSMy CMSMy CMS

La llegada de la impresión 3D ha revolucionado el panorama, abriendo nuevas vías de fabricación antes inimaginables. De una cosa podemos estar seguros, y es que la forma en la que se hacen las cosas, o mejor dicho se fabrican, esta cambiando por completo.

Y todo esto conlleva una serie de ventajas, en las cuales estan poniendo el foco de atención diferentes empresas interesadas en la fabricación aditiva. Fabricación sin herramientas, capacidad para la creación de piezas extremadamente complejas y consolidación de ensamblajes son solo algunas de ellas.

 

Fabricación aditiva 2.0

Todo este interés seguirá creciendo exponencialmente a lo largo del tiempo, ya que todas las tecnologías de impresión que disponemos actualmente no paran de evolucionar inexorablemente.

Y hoy, con los sistemas de inyección de aglutinante de alta velocidad, y capacidad, toda esta industria se encuentra cerca de una gran revolución.

Algo que “Desktop Metal” denomina fabricación aditiva 2.0. Esta nueva fabricación no solo cambiará la forma en la que producimos objetos, sino que alterarà todo el panorama de fabricación. Y todos estos cambios son impulsados por la velocidad.

En este aspecto las impresoras de inyección puede elaborar piezas hasta 100 veces más rapidamente que otras tecnologías de impresión 3D basadas en láser.

 

Mejoras en la fabricación

Obviamente esta reducción de tiempo en el proceso de fabricación nos arroja unos rendimientos que ciertamente podrían competir con otros procesos tradicionales como son la fundición y la forja.

Sin embargo, la velocidad no es el único beneficio que nos puede aportar la inyección de aglutinante. Ya que como hemos comentado previamente elimina la necesidad de utilizar utillajes o herramientas complejas, que deriva en costes y tiempos de entrega reducidos.

De esta manera solo será necesario el envío de la materia prima (en este caso polvos metálicos), que se traduciría en una eficiencia mucho mayor a la hora de fabricar nuestras piezas.

Otro aspecto muy interesante es la flexibilidad geométrica que nos ofrece este tipo de tecnología. Ahora podemos usar un diseño más “generativo” donde la inteligencia artificial pueda entrar en acción y ayudarnos a iterar y mejorar todas nuestras piezas.

Los ingenieros simplemente se limitaran a describir como debería ser la pieza en cuestión, las fuerzas que van a actuar sobre la misma y delimitar las áreas a evitar. El resto será calculado por un ordenador provisto de inteligencia artificial.

Como resultado se pueden obtener diseños de piezas más orgánicos y completamente optimizados. Estos pueden ser hasta un 50% más ligeras que utilizando diseños convencionales y sin sacrificar su rendimiento.

Además, como el proceso se efectúa capa por capa, se producen muy pocos desechos de material o materias primas desperdiciadas. Lo cual la convierte en una tecnología más ecológica.

Ciertamente, hoy la industria se encuentra en el comienzo de una nueva era, en lo que a términos de producción se refiere. Esta era verá como la impresión 3D empieza a ser masivamente adoptada y cambiará la forma en la que los productos se fabrican.

Y quién sabe, quizá llegará el día donde las empresas tengan la capacidad de producir sus propios productos completos utilizando múltiples materiales. Y por supuesto, reduciendo aún más el impacto medio ambiental.

 

 

Leave A Comment

At vero eos et accusamus et iusto odio digni goikussimos ducimus qui to bonfo blanditiis praese. Ntium voluum deleniti atque.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
X